El triple Filtro de Sócrates

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día, un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:

¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?
Espera un minuto -replicó Sócrates-. Antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen.
Yo lo llamo el exámen del triple filtro.

¿Triple filtro?
Correcto -continuó Sócrates-. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir, es por eso que lo llamo el exámen del triple filtro.

El primer filtro es la verdad. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y…

Está bien -dijo Sócrates-. Entonces realmente no sabes si es cierto o no.
Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la bondad.

¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
No, por el contrario…
Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto.
Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: el filtro de la utilidad.

¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
No, la verdad es que no.

Bien -concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, e incluso no es útil ¿para qué querría saberlo?…

Muchas veces en la vida nos encontramos con aquellas personas que nos distraen de nuestro objetivo diario y de las metas que queremos alcanzar… Si realmente no es necesario lo que nos van a decir, sencillamente APLIQUEMOS TRIPLE FILTRO.

 

Related Posts

16

Feb
All Topics, Entretención

Como suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida…

Ha sido un mes interesante y lleno de desafíos para nuestra vida, hay una sensación que se percibe en el ambiente en donde tratamos de respondernos las preguntas que nuestros antepasados no han podido responder. El clima, la naturaleza, la economía, la religión, en fin la vida misma parece que nos está atacando y haciendo que nos […]

16

Feb
Entretención, Noticias

El mundo no es un arcoíris y nubes rosas

Cuando vi la última película de Rocky Balboa, hubo una escena que me dejó pensando mucho en la relación que como padres tenemos con nuestros hijos y lo que influimos en sus decisiones sin darnos cuenta… Decisiones que les ayudarán a forjar su camino o pavimentar su destrucción. Ahora bien somos realmente responsables nosotros como padres ?[…]